jueves, 13 de diciembre de 2018

Love Shot - EXO ; Comeback Reaction


Ya sé que el blog está pasando por un cambio muy extraño y estoy pasando por varios temas últimamente, sin embargo, hay una razón para esto. La razón es: quiero que este lugar sea un espacio que me identifique, ya sea porque comparto mis escritos y mis intereses por los idiomas, la organización y también por la música pop coreana (Kpop). Cualquier duda o consulta que quieran hacer, no duden en escribirme en los comentarios o a alguna de mis redes sociales. Feliz les responderé. Ahora, comencemos con lo de hoy.

sábado, 1 de diciembre de 2018

How I Started Making Videos on YouTube | My First Video



Finally, I did it. I was thinking about making videos on YouTube for almost five years and, now, I just did it. In this entry, I will tell you how I got out of my system the idea of making some videos on YouTube and I will share my first video here for you to watch if you want it.

Let's start from the beginning. I was in my first year at college and I started watching a lot of videos on YouTube, so I thought about editing those videos. However, I did not study a program related to that kind of thing, you know? Therefore, I did not have the knowledge about how to start. Every summer, I used to write my videos ideas on my computer or in my bullet journal, but I did not even try to do it because I thought it would be, firstly, a really bad idea in relation to the quality of videos and, secondly, it would be embarrassed if people close to me watch one of them and then laugh about what I say o how I look.

One day, I woke up and I say "Today is the day", and it was. I filmed this video in September, and I was trying to edit it for more than a month. At the end of the day, I finished. I add in my voice-over, and a week later, I decided to post it. So here it is. I am sharing here today because I think it is time for me to be so bold as to finally carry on my ideas about making videos on YouTube.

Now, I invite you to watch it and tell me what you think about it if you want. ♡


jueves, 1 de noviembre de 2018

52 retos 11. Obsesión



¿Estás segura de que quieres hacer esto de nuevo? 
—Se removió el cabello mientras miraba el suelo. Y cuando encontró las palabras perfectas, lo miró a los ojos—. Nunca me sentí más segura en mi vida.
Si vuelves y quieres algo nuevamente, no estaré.
Estás enamorado de mí. Y obsesionado —se expresó con tono irónico—. Por supuesto que estarás.

Tres años después.

jueves, 25 de octubre de 2018

52 Retos | 10. Windows


Oliver yacía acostado sobre su cama con las cobijas que cubrían solo la mitad de su cuerpo. A pesar de lo oscura que estaba la habitación, se podía distinguir sobre la mesa de noche un pequeño aparato plástico que funcionaba como alarma, un libro marcado en la última página que había leído y una lámpara que tenía una pantalla de color amarillento, la cual manifestaba sus años de antigüedad. La ampolleta estaba parpadeando, como si Oliver la hubiera apagado y dormido hace menos de medio minuto, lo cual era totalmente erróneo. 

El muchacho de diecisiete años se había dormido a las diez de la noche, luego de haber terminado de estudiar para la prueba que rendiría al día siguiente. El despertador marcaba las 5:59 de la madrugada y Oliver no mostraba señales de querer despertar. Nunca. Parecía que ni siquiera estaba respirando. 

Cinco minutos después, su cuerpo comenzó a temblar y, de pronto, la ventana se abrió tan fuerte que pudo haber despertado a todos los integrantes que habitaban aquella casa; pero no fue así. Solo Oliver abrió los ojos e intentó sentarse sobre la cama. Fue imposible. Algo lo atraía a su colchón, algo que no lo dejaba moverse ni un segundo. Al fin pareció respirar. Movió sus ojos en busca de algo que le permitiera entender qué era lo que estaba sucediendo, sin embargo, todo parecía tal cual como siempre. 

¿Qué era aquello que estaba pasando y por qué no podía mover ninguna parte de su cuerpo? 

Cerró los ojos y los apretó muy fuerte. Si aquello era una pesadilla, entonces nada malo podría pasarle. Volvió a abrirlos e intentó mover su cuerpo para sentarse. Falló otra vez. Repitió el procedimiento una y otra vez, hasta que ya no pudo ni siquiera pensar en moverse. Sus neuronas habían dejado de hacer sinapsis, pero no podía permitir que algo así lo mantuviera ahí, de esa manera. 

De pronto, también dejaron de funcionar sus pulmones, dejó de respirar y su rostro se volvió morado al poco tiempo. Las paredes, por su parte, comenzaron a cerrarse lentamente. Se acercaban a él con la intención de aplastarlo, de empeorar su situación. Destellos de luz comenzaron a aparecer por toda la habitación y una especie de escarabajo gigante lo miraba fijamente desde el techo. La mirada de los negros y grandes ojos de ese bicho clavaban con intensidad los de Oliver, quien no podía defenderse, correr, gritar, ni respirar. 

¡Respirar! Gritó alguien muy a lo lejos. El muchacho no tenía cómo saber quién le gritaría semejante cosa. No había nadie más en la habitación… nadie más que pudiera hablar. 

Parecía que hubieran pasado treinta minutos desde que todo comenzó, pero no, solo había sido un minuto. 

Oliver hizo un esfuerzo más y cerró los ojos. Los mantuvo ahí un momento y un grito comenzó a dañar su oído. Mismo grito que apareció cuando una silueta intentó traspasar la pared derecha y la dejó marcada. El muchacho no podía gritar, no tenía manera de expresarse ni de llamar a alguien. Todas sus habiliades se habían bloqueado, excepto su visión.

De pronto, todo lo que había sucedido se borraba; se difumigaba entre las cortinas y la ventana que, misteriosamente, permanecía abierta. Entonces, Oliver logró sentarse sobre la cama mientras gritaba más fuerte de lo que escuchaba. Abrió los ojos y se encontró, por fin, con la realidad. Su respiración estaba agitada y sus manos temblaban. 

—Es la cuarta noche… —murmuró entre sollozos, mientras se dedicaba a mirar la ventana abierta.

martes, 23 de octubre de 2018

Dificultades: menos productividad, menos creatividad


Qué difícil se me está haciendo despertarme en la mañana. Estuve, más o menos, un mes despertánome a las 5 de la mañana como un método de experimentación para aumentar mi productividad y mejorar mi estilo de vida. Todo iba bien, más que bien, de hecho, hasta que un día un resfriado me atacó. Sí, comencé a tener gripe y, a pesar de que esta no duró mucho (a lo más fueron cuatro días; solía enfermarme por más de una semana), igualmente se descordinó todo mi horario de dormir, despertar, desayunar, estudiar, comer, etc. Todos los horarios que ya había logrado tener se fueron más allá de la punta del cerro, hahah. 

jueves, 18 de octubre de 2018

martes, 16 de octubre de 2018

Desafío Blogger 30 Días (Terminado)


He decidido avanzar y avanzar en este desafío porque era un caos para mí venir todos los días a publicar un post nuevo. Y quería cumplirlo porque era un desafío que hace mucho tiempo tenía ganas de terminar. Sí, es muy antiguo, hahah. Hoy solo quedan cuatro enunciados más y estaríamos listos. Así que ¡a por ellos!